sábado, 16 de abril de 2011

El minero del gol


Se le conoce como el mayor goleador de la historia de la selección española. Sus 46 tantos se lo han otorgado. Nos ha acostumbrado mal y eso trae consecuencias. Si al organismo le concedes la euforia del gol, la alegría compartida ó, el ansia de la victoria, se acostumbra y quiere más. Y si no se lo das se resiente.

Rápidamente advierte la falta de su generador de dopamina. Y así lo hace saber. Recorre los conectores nerviosos lanzando señales de alarma. Se inquieta mientras busca con la vista que el balón entre en la portería. 

Últimamente los seguidores del Barça están bastante tensos, sobre todo los asturianos. Y la causa no es otra que el tercer mejor goleador del mundo, David Villa. El guaje lleva nueve encuentros seguidos sin marcar. Cifra suficiente como para que a sus incondicionales les salten las alarmas. Como digo, sus 193 goles; en los 349 partidos de Liga que lleva; les han acostumbrado mal. Muy mal.

Y ahora ni Guardiola, ni Iniesta, ni Valdés logran tranquilizar a la afición. Pep le avala con su buen juego y con la confianza de su espíritu marcador. Confiesa que el equipo no podría jugar como lo hace si no fuera por el arrojo de David.  Vilanova, por su parte, apela al conjunto azulgrana y le protege alabando su trabajo, personal y en equipo.  

Al asturiano en cuestión lo único que le importa es jugar y se desvive por ayudar a su equipo con desmarques y esfuerzo; mucho esfuerzo; aunque no marque. Al minero le queda mucha pólvora que fundir y esperemos que en el encuentro de hoy lo demuestre. 

Es la primera vez que el guaje pisa el Bernabéu como blaugrana pero, no por ello se amedrentará. Tiene tablas en esto del balompié. Lleva demostrando abiertamente su indiscutible talento 19 años, tras su fichaje con el Langreo. 

Viene de padre minero. Le queda mucho carbón que picar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario